sábado, 15 de octubre de 2016

Déjame Entrar - John Ajvide Lindqvist

SinopsisOskar, un niño solitario y triste que vive en los suburbios de Estocolmo, tiene una curiosa afición: le gusta coleccionar recortes de prensa sobre asesinatos violentos. No tiene amigos y sus compañeros de clase se mofan de él y le maltratan. Una noche conoce a Eli, su nueva vecina, una misteriosa niña que nunca tiene frío, despide un olor extraño y suele ir acompañada de un hombre de aspecto siniestro. Oskar se siente fascinado por Eli y se hacen inseparables.

Al mismo tiempo, una serie de crímenes y sucesos extraños hace sospechar a la policía local de la presencia de un asesino en serie.

Nada más lejos de la realidad.

La crítica considera que John Ajvide Lindqvist es el "Stephen King sueco" y así fue que llegué a interesarme por leer este libro. En mi opinión semejante comparación es injusta y puede generar demasiadas expectativas en el lector porque a pesar de que se puede apreciar la influencia de King en este autor (la novela tiene cierto "aire" a Salem's Lot), Lindqvist tiene una forma bastante buena de construir a sus personajes y además su estilo es un poco diferente.

Lo que más impresiona de esta novela es el ambiente oscuro que se genera desde las primeras páginas. Todos los elementos, desde los personajes hasta el escenario, transmiten una sensación de pesimismo y miseria que se mantiene a lo largo de todo el libro. 
Encontramos una gran variedad de personajes que están "rotos" en diferentes aspectos: Oskar, el protagonsita, es un chico regordete al que sus compañeros le hacen bullying y como consecuencia de esto desarrolla una obsesión por los asesinatos violentos (e incluso sueña con asesinar a quienes se burlan de él); también encontramos a jóvenes delincuentes drogadictos, borrachos que se pasan recordando mejores tiempos y, el que me causó mayor impresión, un pedófilo. Incluso en algunos capítulos aparecen breves pasajes narrados desde la perspectiva de Eli, la vampiresa.  

La historia es narrada desde el punto de vista de estos personajes, que perciben algo extraño respecto a diferentes asesinatos que se comienzan a producir en los suburbios de Estocolmo. Dentro de los capítulos se dan varios saltos de puntos de vista, lo cual le da un ritmo bastante ágil al libro y además nos permite apreciar los acontecimientos desde diferentes perspectivas. 

A pesar de que el libro tiene algunos momentos un tanto gore, no considero que ese sea su aspecto más aterrador. En mi opinión lo que resulta más perturbador en este libro son los capítulos narrados desde la perspectiva del pedófilo, ya que el autor nos mete en la cabeza de un tipo verdaderamente enfermo y capaz de cometer actos detestables.

En cuanto al tema del vampirismo, el autor lo trató de forma bastante tradicional. Es decir, no vas a encontrar ningún nuevo giro o versión del mito del vampiro (lo cual se agradece), sino que la originalidad de esta historia radica en cómo relaciona el vampirismo con el abuso infantil, el bullying, el consumo de drogas y el alcoholismo. Creo que el mayor mérito de este libro no es presentar al típico vampiro seductor, sino que nos muestra a un vampiro bastante atípico, lleno de defectos provocados por diferentes traumas.

Lo único que no me gustó demasiado de este libro fue el final. Se me hizo demasiado apurado y me dio la sensación de que faltó algo, pero sin llegar a ser insatisfactorio.  

Calificación 8.5/10:
«Déjame entrar» es una entretenida novela de terror que presenta una versión bastante diferente del vampiro tradicional, a través de personajes que reflejan muchos de los aspectos más oscuros del ser humano. 
Creo que lo más original del libro es introducir el tema del abuso infantil narrado desde la perspectiva de un personaje que comete semejantes atrocidades; ten en cuenta que algunas de estas escenas pueden ser bastante fuertes. 
El final puede resultar un poco apurado, pero en mi opinión no es insatisfactorio. 

Si te quedaste con ganas de más, Lindqvist ha escrito una novela corta titulada «Let the Old Dreams Die» que sirve de secuela a este libro, aunque no sé si ha sido traducida al español. 

4 comentarios:

  1. Ese libro lo encontré en mi obsesiva búsqueda de novelas de vampiros. ¿Viste que no hay ningún Van Helsing?, no siempre tiene que haber un viejo loco de esos u_u

    No sabía que tuviera una secuela! Me la anoto en pendientes aunque tenga que traducir cada 10 palabras xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es cierto! Fue algo que me olvidé de mencionar en la reseña (por un momento creí que el Van Helsing de este libro iba a ser uno de los borrachines xD).

      Si tengo algo de tiempo capaz que traduzco la secuela para dejarla colgada acá en el blog, es una historia corta y no una novela así que capaz que se traduce más fácil.

      Eliminar
  2. ¡Uy! No sé que pasó que no me apareció el comentario. Te comentaba que lo que no me hace decidirme del todo por este libro es esa parte de escenas fuertes que comentas, pero habiendo vampiros de por medio seguro que picaré el anzuelo.
    Espero que sigas disfrutando con tus lecturas terroríficas :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo menciono por las dudas porque a algunas personas puede resultarle muy fuerte y desagradable cómo trata el tema del abuso infantil. A mí me pareció muy original, jamás había leído un libro que tocara el tema de una forma tan cruda y real como este.

      Ahora toca ver la película a ver qué tal ;)

      ¡Saludos!

      Eliminar