domingo, 12 de febrero de 2017

El coleccionista - John Fowles

SinopsisJohn Fowles, escritor britanico del siglo XX, escribe El coleccionista basandose en una noticia aparecida en prensa, enriquecida con numerosas reminiscencias literarias. Es una novela compuesta en forma de diario, pero con numerosos intertextos. Sus protagonistas son Miranda Grey, una brillante estudiante de arte procedente de una familia acomodada, y su secuestrador, Frederick Clegg, un oscuro contable aficionado a coleccionar mariposas.

No recuerdo bien cuándo fue que me enteré de la existencia de este limbro, pero me vinieron ganas de leerlo después de terminar Wicked Little Words, ya que en ese libro el psicópata asesino menciona que «El coleccionista» es una de sus mayores inspiraciones.

A pesar de que es considerado por muchos como una novela de terror, yo creo que se trata más bien de un libro de suspenso con pequeños toques de terror psicológico. Aunque esto me decepcionó un poco al principio, a medida que fui avanzando me encontré con una historia bastante enfermiza y en cierta forma perturbadora, pero muy bien escrita.

El libro consta de tres partes: la primera es relatada desde la perspectiva de Frederick Clegg, un tipo bastante perturbado que se obsesiona con una joven y entonces decide secuestrarla para que se enamore de él. La segunda parte es narrada en forma de diarios que Miranda, la chica secuestrada, escribe a escondidas durante su cautiverio. En esta parte conocemos mejor el pasado de la joven y además vemos cómo reacciona ante el trato de Frederick. Por último, la tercera parte es contada desde el punto de vista del secuestrador y nos enteramos del desenlace de esta historia.

Empezando por lo bueno, destaco la maravillosa forma en la que Fowles presenta a los dos personajes y cómo a lo largo de toda la novela profundiza en los aspectos más íntimos de ellos; llegado al final de la historia me dio la sensación de conocerlos completamente y es más sencillo entender por qué actúan de la forma en la que lo hacen. Creo que esta "intimidad" que se genera entre el lector y los personajes es por lejos lo mejor de este libro.

También hay que resaltar la prosa de Fowles. Este es un libro con un vocabulario muy rico y frases muy bien elaboradas; Fowles utiliza un montón de expresiones idiomáticas sin que sus oraciones parezcan demasiado artificiales. Si bien al principio me resultó un poco extraño que la mayoría de las metáforas fueran hechas a partir de expresiones idiomáticas, una vez que me enganché con la lectura ya dejó de ser un inconveniente y me ayudó a expandir mi vocabulario.

Pasando a lo que no me gustó, tengo que decir que la segunda parte (los diarios de Miranda) se me hizo muchísimo más lenta que la primera. Lo que más me molestó fue el hecho de tener que leer toda la historia de nuevo porque, al cambiar la perspectiva, Miranda vuelve a contar todo lo que sucedió en la primera parte. 
Esta segunda parte no es completamente mala porque nos permite conocer los hechos desde la perspectiva de la chica secuestrada y gracias a esto podemos apreciar que no todo es color de rosas como parece a partir del relato del enfermo de Frederick. Sin embargo, el relato de Miranda se me hizo eterno porque, además de contarnos cómo es su vida en el sótano en el cual está encerrada, se pone a contarnos aspectos de su vida que me aburrieron mucho. 

Debo admitir que esperaba un poco más de terror. Lo perturbador de esta historia no son las escenas escalofriantes (aunque hay un par de momentos un tanto desagradables), sino que lo que asusta es presenciar el proceso de degradación mental de ambos personajes. Tanto Miranda como Frederick cambian muchísimo a lo largo del libro y la forma en la que está escrito convierte al lector en cómplice de este proceso. 

Como dato curioso, este libro tiene una reputación un tanto siniestra por haber inspirado a varios asesinos seriales. Los detalles son bastante desagradables como para incluirlos en esta entrada, pero si buscan en Google podrán encontrar los diferentes casos. 

Calificación 7/10 ()
El coleccionista es una buena historia de suspenso, protagonizada por dos personajes que cambian muchísimo a lo largo de la historia. No considero que sea un libro de terror, aunque sí resulta escalofriante la forma en la que Fowles describe la evolución de ambos personajes. A pesar de que esperaba mucho más, es un buen libro que se lee bastante rápido y está muy bien escrito; recomiendo leerlo en el idioma original para poder apreciar por completo el vocabulario utilizado por Fowles.

4 comentarios:

  1. ¿No te pasaba que primero querías que Miranda se salvara y que luego te caía fatal y querías que se muriera?. Y así sucesivamente xD.

    Por ese libro me leí: El guardián entre en el centeno; ya que pensé que lo que decía Frederick del protagonista era probablemente cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, tal cual! Al final estaba tan podrido que quería que se muriera, me hizo sentir horrible xD

      Yo tengo quecleer El guardián entre el centeno, ni idea de qué trata :P

      Eliminar
  2. No será una de mis prioridades, pero si me topo con él lo cogeré porque tengo curiosidad :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Por la portada jamás hubiese sospechado de qué va, porque más bien despista, pareciendo ser novela rosa. Me gusta la trama, lo de esa repetición de la segunda parte es lo que me echa un poco para atrás. De todas formas, no me importaría darle una oportunidad si se cruza en mi camino.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar